La navidad de Papa Sol

La Navidad es la fiesta más importante del cristianismo y consiste en la celebración del nacimiento de Jesús de Nazaret. No obstante, no solo los religiosos celebran ese motivo ya que en todo el mundo, las personas se reúnen con amigos y la familia a festejar en esa fecha. Cada uno respetando sus distintas tradiciones.


Un breve recorrido por las tradiciones Navideñas y sus orígenes.


Existen varias teorías sobre cómo se llegó a celebrar todos los 25 de diciembre el nacimiento de Jesús.


La Navidad como tal viene a nosotros el 25 de diciembre, siendo fijada por Julio I, un papa del siglo IV, con un pontificado que viene del 337 al 352 D.C. Él decide instaurar dicha celebración en esta fecha.


Según sostienen algunos, tiene su origen en la antigua celebración del nacimiento anual del Dios Sol en el solsticio de invierno de los romanos, adoptada por la Iglesia Católica en el tercer siglo D.C para permitir la conversión de los pueblos paganos.


A medida que fue pasando el tiempo, la civilización occidental fue adaptando la Navidad a los tiempos modernos quitándole, en cierto modo, la connotación religiosa y agregándole un fuerte componente comercial con la figura de Papá Noel y sus regalos para los niños.



El origen de Papá Noel


El personaje de Papá Noel fue inspirado en la historia de un obispo cristiano griego llamado Nicolás de Bari que vivió en Turquía en el siglo IV en el seno de una familia rica y acomodada pero conocido por su generosidad con los más pobres.


De Bari quedó sin sus padres a temprana edad y a sus 19 años decidió dar toda su riqueza a los más necesitados y marcharse a Mira, con su tío para dedicarse al sacerdocio.


Fue una persona tan querida por su don de gente que fue convertido en santo patrón de Grecia, Turquía y Rusia.


Muchos años después, su figura fue adoptada por la cultura moderna para convertirla en el hacedor de los milagros de la Navidad, que recorre todas las chimeneas del mundo repartiendo regalos para toda la familia.



¿De dónde viene la tradición del Árbol de Navidad?


El 8 de diciembre es el día en que se acostumbra a armar el Árbol de Navidad, y así queda hasta 6 de enero, Día de Reyes.


La tradición dice que hay que decorar un árbol -más precisamente un pino- para celebrar esta fecha, y que hay que hacerlo el octavo día del último mes del año ¿Por qué?


Hay diferentes versiones que explican estas cuestiones.







La más conocida dice que en la antigüedad, los germanos pensaban que tanto la Tierra como los Astros pendían de un árbol gigantesco, el Divino Idrasil o Árbol del Universo, cuyas raíces estaban en el infierno y su copa, en el cielo.

Ellos, para celebrar el solsticio de invierno (que se da en esta época en el Hemisferio Norte), decoraban un roble con antorchas y bailaban a su alrededor.


En la copa de este árbol se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín, y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos).

Cuando estos pueblos fueron evangelizados, los conversos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo pero cambiándole el significado.


Fue en el año 740, que San Bonifacio (el evangelizador de Alemania e Inglaterra), reemplazó el roble por un pino como símbolo de amor eterno de Dios y de vida eterna. A su vez, la forma de triángulo representa a la Santísima Trinidad.

El árbol fue adornado con manzanas (como símbolo de la tentación cristiana) y velas (la luz del mundo y la gracia divina).


Con el tiempo se comenzó a decorar con bolas y guirnaldas, y la historia dice que esta tradición comenzó en Alemania en 1605 para darle calidez al frío invierno.


En Finlandia llegó en 1800, a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria. A los hogares españoles llegó en 1870.


Si bien, esta versión es la más difundida, existen otras como la de las comunidades celtas, griegas, y hasta una que dice que fue Martín Lutero quien impuso el pino en lugar del roble, como árbol navideño.


Por otra parte, la costumbre de armarlo el 8 de Diciembre, Día de la Inmaculada Concepción de María, se adjudica a que el Papa Pío IX en esa fecha de 1854 en su bula Ineffabilis Deus, proclamó que María “por un privilegio único, fue preservada de la mancha original desde el primer instante de su concepción”.


No existe una relación directa entre este hecho y el armado del arbolito, pero la costumbre se afianzó con el paso del tiempo.


Pesebres, una linda tradición.


La tradición del pesebre navideño fue introducida en el año 1223 por el fraile San Francisco de Asís, el santo de la humildad, en el pueblo italiano de Greccio. Cuenta la historia que San Francisco estaba en el bosque orando y meditando sobre el Evangelio según San Lucas, que lo inspiró a recordar el nacimiento del niño Jesús. El fraile construyó una pequeña choza con paja, para emular el portal donde María y José pasaron la noche en la que Jesús nació.

La choza fue decorada con un burro y un buey y los habitantes del pueblo fueron convocados para representar la escena del nacimiento.

El éxito de esta experiencia fue tanto que en pocos años toda la Europa cristiana lo adoptó como tradición en diciembre.

Gracias a la expansión del cristianismo en América por la llegada de los conquistadores, el continente adoptó esta tradición, los hogares se adornaron con pequeñas representaciones con figuras en barro y otros materiales. Actualmente las figuras antiguas del pesebre son consideradas como objetos de colección muy valiosos.


Los Villancicos son canciones o cantos alusivos al nacimiento de Cristo o a la sagrada familia. Algunos como Noche de Paz tienen versiones en varios idiomas o ritmos, con el mismo o distinto nombre.





-Información extraída de la web-




Para Papá Sol…


Más allá de todas las tradiciones y credos existentes, en Papá Sol estamos convencidos de que la Navidad es un tiempo de reencuentros, de familia y de perdón, tiempo de reflexión, de hacer un repaso de lo que ha sido nuestro año y plantearnos nuevas metas y objetivos, todos envueltos del espíritu navideño.


La Navidad es una fecha que nos invita a redescubrir el valor de lo esencial, en la cual la fe, el amor y la esperanza se hacen presente y nos inundan el alma y llenan nuestro corazón…



Que la magia y la ternura de la Navidad invada nuestros corazones para que podamos disfrutar de estas fiestas con la ilusión y la alegría de un niño.


Papa Sol les desea una hermosa Navidad llena de amor y ternura y un 2021 lleno de bendiciones.

Daniela Zanabria.



Nota realizada por la creadora de Papa Sol, Daniela Zanabria


Instagram: @papasol807

Facebook: Papá Sol



Mas informacion en https://www.ohlaladesigneventos.com/kids-accesorios


#ohlaladesign #papasol #emprender #creatividad #hechoconamor #muñecos #navidada2020 #papanoel